Insulto de un bibliotecario


Llegué temprano a la biblioteca donde concordaba que nos encontráramos con las amigas del mismo equipo de trabajo. Había un bibliotecario, un señor con 60 de edad, con un anteojo. Su panza quería salir sobre la cinta de cuero, lo cual se hace parecer que tiene dificultad de caminar recto. Cuando abrí la puerta para entrar, él me acercó preguntando en qué podía ayudarme. Yo respondí que estaba esperando a otras amigas para hacer un trabajo aquí. Me dijo que debía entregar mi carnet de identidad para ingresar, tal cual le entregué mi carnet estudiantil de la FLACSO. Me mostró una gran sonrisa satisfactoria y sí como tal cual tengo orgullo del instituto y le devolví mi sonrisa.

– Vos sos el primer coreano que ha registrado aquí en el sistema. 

Ya sabía que yo tenía nacionalidad surcoreana, puesto que mi nombre y apellido en el carnet estudiantil así le indicaban. No entendí por qué sería mencionado como el primer coreano registrado en el sistema de la biblioteca. Igual no puse nada más de responder, que quería que acabase el proceso de registración para poder ingresar y empezar el estudio. Pero sí, la naturaleza de un anciano viene de hablar y de compartir lo que ha experimentado y lo que sabe. Me empezó interrogar:

– En qué estudiás en la FLACSO?

– Estudio Políticas Públicas para el Desarrollo; le respondí.

Me miró, y empezó reír. Le pregunté por qué reía.

– En los tercer países como Argentina, las políticas públicas significan no más recibir dinero del Banco Mundial y mal gastarlo. No sé por qué estás estudiando aquí en Argentina entonces. Mira, Palermo puede ser engañoso porque no demuestra la realidad argentina. Si vas por el interior como San Luis, verás cuán tercer mundo está Argentina. Cuál es tu fecha de nacimiento? Para finalizar la registración. 

Le dije mi fecha de nacimiento. Y siguió hablando;

– Vos entonces sos del nuevo mundo. En ese tiempo cuando naciste la Unión Soviética estaba por acabarse. Yo vivía todo el conflicto, observando dos mundos diferentes y aún hasta el tercer mundo. 

– Eso podría explicar, que en mi nuevo mundo no distingue el primer mundo y el tercer mundo. 

– Lo decís porque Corea del Sur tampoco es del primer mundo. 

– Porque es un país asiático?

– No, porque no tuvo colonias. Todo el primer mundo ha manejado imperialismo. Tenían colonias. Japón también. Por eso Japón permanece al primer mundo. 

La verdad, no me gustó el razonamiento. Sí, comparto la idea de que históricamente los países imperialistas ahora permanecen al primer mundo. Pero no quiero decir que el imperialismo es una premisa de ser un país desarrollado. 

– Como ha mencionado, soy del nuevo mundo así que no comparto bien la idea de que imperialismo es una condición de ser un país del primer mundo. Acaso esta idea no es de años 60 y 70? cuando la teoría de desarrollo lo indicaba en tal manera? Ya en esta época donde vivimos, tenemos varios fuentes y ideas nuevos de desarrollo, y políticas públicas también han desarrollado para una mejor implementación, no es cierto?

– Desde la civilización Sumeria hemos tenido el mismo pensamiento, mismo razonamiento. No hay una nueva idea. Solo hay variación.

Capaz tenía razón. No compraba la idea de que la premisa de ser un país del primer mundo fuese el imperialismo, pero compartía la idea de que Argentina es un país del tercer mundo. Tanta gente extranjera tiene una ilusión de Buenos Aires y de Argentina. Sí, es una ciudad muy linda, pero también sucia, con muchedumbre, mal cuidada, y cara. Sí, la gente es linda, pero el sistema está afuera de digitalización, efectividad, y eficiencia (aún no digo que la digitalización es mejor manera). Tiene una abundancia cultural. Pero que harán las demás audiencias lejos de la escena cultural? El sol es aún violento a los vulnerables, porque los deja en la sombra. 

Cuando el señor cerró la biblioteca, salí saludándolo.    

One thought on “Insulto de un bibliotecario

  1. En mi opinión, la separación de los poderes contribuye a permanecer en el primer mundo, cuando la iglesia tiene voz y voto en un gobierno complica más las políticas de desarrollo. Por otra parte, es el desarrollo una cifra numérica de PIB y renta per capita o es tener personas que piensen por si mismas y que ayuden a que un país salga adelante? La iglesia católica por ejemplo, principal credo de Latinoamérica genera sociedades donde la culpa es uno de los mayores obstáculos, donde el trabajo no es una forma de llegar a Dios, donde pensar distinto es a veces socialmente castigado y, independiente de que las nuevas generaciones se declaren no católicas, fueron criados en una sociedad que si lo es, donde sus familias lo son y donde incluso las decisiones de gobierno son tomadas bajo esa perspectiva. Los estados laicos han sido más eficientes en este respecto. Lo digo respetando cualquier creencia que las personas puedan tener, pero puede ser una teoría a considerar.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s