La búsqueda de la válvula de burbujas


Vivimos en la burbuja. Vivimos sin cara, así sin característica propia. Cómo sea la burbuja, nuestro mundo perceptivo es limitado y entre individuos nos juntamos de la misma burbuja, como la condición social y cultural, porque así aseguramos que la estructura mantenga y así sentimos seguros de estar estables. Lo digo burbuja, pero lo dicen caja de pensamiento. Lo dicen caja porque es un encaje de pensamientos, ampliamente incluyendo las estructuras sociales artificial e intensionalimente construidas como la profesión, raiz, sexo, nacionalidad, género y etc. Lo digo burbuja, porque no me parece un encaje fijo sino uno muy vulnerable, que cualquier momento se puede explotar con una aguja y por el miedo de ser así la gente esfuerza tanto para mantener su posición social. Tan delicado es esta burbuja, y tan esfuerzo miserable que la gente pone para mantenerla. ¿Será tristeza o simpatía?

En la fiesta donde mucha gente interactúan se puede observar distintas burbujas empujándose para ocupar mayor espacio psicológico para sentirse dominada. La integración emocional no es apta para todos, así a los que la hagan se los llaman integracionistas; otra etiqueta para generar burbuja extra. O capaz la dinámica de estas burbujas no es que se compita sino que se absorbe en diferente nivel como una burbuja dentro de otra burbuja grande y así consecutivamente. Esta dinámica no será un asunto callejero para ser analizado, que los sociólogos y psicólogos están encargados para diagnosticarla en mejor manera posible.

Yo soy, en este sentido, una persona destructiva. Si fuera yo una aguja, yo soy quien acerca para explotar las burbujas. No soy un sociólogo ni psicólogo así dejarlas en vivo y analizarlas no caen en mi paciencia. Quiero ver una sola burbuja grande, o para explotar todas las pequeñas. ¿Soy un integracionista? Capaz las pequeñas juntadas me dan un poco de miedo por recordarme los ojos de arañas, pero sí admito que así la juntada se hace más dinámica interactiva. Sería mi vicio pedir toda la integración de las burbujas, o sea, borrando las distinciones y dejando todo en una sola categorización: interacción humana. ¿Sería?

Para detener a mí mismo, he desarrollado pensar en poner una válvula en la burbuja. Si podría controlar el grado de las conversaciones y los sentidos de exclusión e inclusión, me convendría tener una válvula así de control. Por ejemplo, hay un encuentro de la facultad de filosofía política. Los profesores y alumnos quienes son experto del tema empiezan hablar de la política excluyendo a los demás integrantes afuera de la conversación. Igual sí, es una mala educación. Es una muestra de ego para excluir a los demás, sino no hubiera invitado a los no-expertos del principio. Pero si tengo una válvula para conversar tanto a los expertos como a los no-expertos integrantes, ¿no será mejor la fiesta de esta invitación?

La verdad, no veo mucha necesidad de esforzarme en tantas interacciones humanas en donde debo sentir exclusión por el grado de la cantidad de conocimiento o de la condición que no debo elegir en nacer. Para mi educación no es saber cómo calcular el tipo de cambio ni adivinar los impactos de tales políticas económicas recienmente aprobadas. Para mi educación es cómo actuar ante otros y cómo hacerlos sentir incluido en la misma burbuja. Hablar es fácil, pero escuchar no es. Criticar es fácil, pero crear no es. Inteligencia se desarrolla practicando, pero sabiduría no es. Entonces, sintiendo que hoy todavía estoy en la búsqueda de las válvulas de burbuja social y condicional en interacción humana. Hasta dónde voy en esta búsqueda no lo sé decir.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s